Un total de 9 municipios organizan más de 50 actividades para reivindicar el valor de la cerámica y preservar el oficio

  • Las jornadas pretenden sumar esfuerzos y dar visibilidad a la cerámica artística para que sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO
  • Concursos de torno alfarero, exposiciones, talleres, visitas guiadas, y rutas turísticas en ciudades como Argentona (Barcelona), La Bisbal de l’Empordà (Girona) y Manises (Valencia)
  • En los últimos 20 años el sector de la cerámica de mesa en España ha pasado de fabricar 60 millones de piezas al año a sólo 10 millones anuales

Un total de 9 municipios de cinco Comunidades Autónomas participarán por segunda vez en ¡Hola Cerámica!, una iniciativa organizada por la Asociación Española de Ciudades de la Cerámica (AeCC),  El objetivo de las jornadas es reivindicar el valor de este arte y preservar un oficio cada vez más minoritario.

Durante los días 8,9 y 10 de junio se llevarán a cabo más de 50 actividades organizadas en torno a la cerámica, entre las que destacan batallas populares con barro, concursos de torno alfarero, exposiciones, talleres, ferias y rutas artísticas.

Los municipios con tradición ceramista que participan en esta iniciativa pretenden sumar esfuerzos y dar visibilidad a la cerámica artística para lograr que sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. El gerente de la AeCC, Oriol Calvo, ha asegurado que la asociación trabaja desde hace unos años de forma conjunta con la organización que agrupa a nivel europeo a las ciudades de la cerámica para conseguir este objetivo.

El sector busca, según el presidente de la AeCC, Xavier Morant, “hacer visible la cerámica y sobre todo aquellas ciudades que mantienen un vínculo comercial, cultural, turístico o de patrimonio”, ya que se trata de una actividad “ligada a todas las culturas del planeta y que ha llegado a nuestros días con gran arraigo pero al mismo tiempo necesita de actualización y puesta en valor”.

España es un importante exportador de cerámica, según Morant, “desde la cerámica artesanal a la gran industria azulejera, siempre ha ocupado un lugar destacado a nivel internacional”, de ahí la importancia de mantener un oficio que “en muchos casos ha estado al borde de la extinción”. “Para que se mantenga en el tiempo hay que incorporar a las nuevas generaciones y ellos han de ver en la cerámica una forma posible de ganarse la vida”, ha añadido.

En los últimos 20 años el sector de la cerámica de mesa en España ha pasado de fabricar 60 millones de piezas al año a sólo 10 millones anuales y de emplear a 3.000 personas a contar con unos 200 operarios actualmente.